Curiosa metáfora de integración continua

En: “Integración continua para mantener el proyecto en rumbo“.

La Integración Continua es como una tarjeta de crédito al revés. Una tarjeta de crédito nos permite comprar algo grande hoy, y pagarlo de a poquito más adelante. Sin embargo, las tarjetas de crédito tienen un pequeño secretito oscuro… el interés compuesto. Terminamos pagando mucho, mucho más de lo que tomamos prestado. Siempre resulta más barato pagar en efectivo si podemos.
Cuando usamos un sistema de Integración Continua, ocurre lo opuesto. Podemos hacer pequeños pagos todos los días, o podemos esperar hasta el final y hacer un único gran pago. ¡Desafortunadamente este último gran pago tiene todo el interés compuesto agregado! Si esperamos al final, terminamos pagando más… mucho más!
Esto ocurre por el “tiempo a oscuras” entre que un desarrollador escribe el código y lo combina con el código que escribió el resto del equipo. Si combinamos el código todos los días, o incluso un par de veces a la semana, los cambios son menores y relativamente indoloros. Pero si esperamos…
Anuncios
Curiosa metáfora de integración continua

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s